Entorno Virtual


Menú Principal

Escuela Bíblica

Saludo


Es un placer enorme poder saludarles a través de este medio a todos y todas los alumnos de las Escuelas de Biblia y Teología y felicitarles por haber culminado el primer ciclo de estudios en la escuela de teología, y un ciclo mas en la escuela de Biblia, animarles para que continúen en los ciclos siguientes, ya que Uds. con nosotros construimos una Iglesia formada y solidaria, atenta a las necesidades de los mas pobres. Recuerden que solo un fiel formado puede dar razón de su fe y esperanza a todo aquel que se lo pida (cf. 1 Pe 3,15).
Un abrazo a la distancia y el deseo de volverlos a ver a todas y todos.


Pbro. Manuel

Curso Virtual

La Escuela Diocesana de Pastoral te invita a inscribirte a las Escuelas de :

Biblia y Teología

INSCRIPCIONES ABIERTAS

SEPTIEMBRE

 

ACTIVIDADES

 

 

 

05 de Julio: Cuarta Tutoria Escuela de Biblia Gonzanamá

12 de Julio: Cuarta Tutoria Escuela de Biblia Loja

19 de Julio: Tercera Tutoria Escuela de Teología Loja

26 de Julio: Tercera Tutoria Escuela de Teología Alamor

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡La Biblia en Internet!

¿Qué razón tengo para seguir creyendo?

La Palabra de Dios te invita a descubrirlo

La Pastoral Bíblica de la Diócesis de Loja te invita a un nuevo Ciclo de Estudios en Modalidad Semipresencial y Virtual Octubre/Abril 2013

Inscripciones Abiertas. ¡Unete a ésta iniciativa!

Infor. Pastoral Bíblica Bernardo Valdivieso entre 10 de Agosto y José Antonio Eguguren

Tef. (593)07-2588277/2561039 ext 127
info@pastoralbiblicaloja.org

Virgen de El Cisne

MADRE DE DIOS, LOJA TE RECIBE CON AMOR

Novedades
JORNADAS DIOCESANAS DE FORMACIÓN 9 – 10 DE JUNIO 2014 PDF Imprimir E-mail
Escrito por admin   
Viernes, 11 de Julio de 2014 12:49

tema: La Misericordia Según la Exhortación Apostólica “Evangelii Gaudium” del Papa Francisco”.

Ponente: Mons. Walter Heras O.F.M.

Obispo Vicario Apostólico de Zamora

¿Qué es la misericordia?

Podríamos definirla como un sentimiento interior de compasión y piedad ante las desgracias ajenas que impulsa a socorrer a quienes las padecen. Tiene un sentido y campo de acción muy amplio y la denominamos también: compasión, piedad, perdón, gracia, favor, benevolencia, con sus diversos matices y que tienen su origen y fundamento último en el amor a Dios y al prójimo.

Es el amor de Dios al hombre, en el hombre siempre es limitado, por ello, en las obras de misericordia, se nos invita a una acción concreta, ya que es amplio la misericordia. En Jesús se nos muestra la misericordia, y su misericordia se extiende a todos.

La imagen de misericordia es siempre Jesús. Siendo Dios no compartió el pecado, pero sí la misericordia.

En Jesús la misericordia tuvo la expresión máxima, en nosotros es limitada, sin embargo, en la relación íntima con Jesús aprenderemos de Él y sólo el deseo de poseer a Dios nos da la valentía de salir de nosotros mismos.

Es bueno preguntarse ¿dónde hay que salir?, ¿a quienes debemos llegar?.

La misericordia de Jesús se manifestó con todos, nadie queda excluido del mensaje de Jesús.

La misericordia se da en el “perdón”, perdonar setenta veces siete Mt 18,22.

En el pasaje de la mujer adúltera, es Jesús quien perdona, aunque no haya pedido perdón. Perdona a sus verdugos (Lc 23, 24). 2Cor 5,21.

Mt 5,7: Las bienaventuranzas

“Bienaventurados los misericordiosos, porque alcanzaran misericordia”.

En la figura del samaritano encontramos al hombre que necesita de la acción compasiva de los demás, es a él a quien llega la misericordia de parte del buen samaritano (Lc 10), he ahí la gran invitación de curar, cuidar y estar con el necesitado.

El apóstol de la misericordia: Santiago, su carta se debe entender desde esta clave: ustedes deben amar y actuar como aquellos que serán juzgados de Quien “prima la misericordia a la justicia”.

La misericordia ayuda a devolver el equilibrio a esta sociedad.


La misericordia en el magisterio del Papa Francisco:

Jesús ilumina nuestra vida como un fuego que nunca se agota y nos da la paz. El Papa recuerda que Jesús en el evangelio nos dice que ser cristiano no es tener una etiqueta, sino cristianos de verdad y de corazón, ser cristiano es vivir en la verdad, cumpliendo la justicia.

No hay una sistematización sobre la misericordia en el magisterio del Papa Francisco, pero la constatamos en sus homilías, discursos y más intervenciones como Vicario de Cristo.

“La misericordia de Dios es una gran luz: de amor y de ternura”. La misericordia de Dios, es la caricia de Dios sobre las heridas de nuestros pecados.

Así es la misericordia de Dios: un amor tan grande, profundo el que Dios nos tiene, que no decae, nos sostiene, nos levanta y nos guía. Este amor, siempre aferra nuestra mano, como la de un padre a su hijo. La misericordia es siempre ayudar a levantar al que ha caído.

La misericordia de Jesús no es sólo un sentimiento, porque estos pueden cambiar, la misericordia es una fuerza que da vida, que resucita al hombre. Jesús cuando mira los ojos de la viuda de Naín que llora la muerte de su hijo, nos enseña que nuestra mirada debe ir, a aquel que sufre y padece. Esta es compasión, un sentimiento pero que mueve a actuar frente a la miseria humana.

El termino compasión, remite a las entrañas maternas, la madre experimenta un dolor propio por sus hijos. La misericordia de Dios da vida al hombre, si vamos a Jesús encontramos el perdón y encontramos la vida.

La misericordia se traduce en las actitudes, una de ellas es el “perdón”. Cuando la actitud de la misericordia, no resulta fácil, es porque primero se ha puesto el juicio antes que la misericordia, y así no resulta espontáneo.

Dos actitudes que señala el Papa para la misericordia:

a conciencia de nosotros mismos: frente al arrepentimiento, la justicia de Dios se trasforma en misericordia. Dios no se cansa de perdonar, pero es necesario avergonzarse de los pecados. Sentir el dolor de corazón y avergonzarse. No es fácil decir: “he pecado”, menos cuando no hay dolor de corazón y puede endurecerse y tener juicios duros de los demás. A menudo, se tiende a justificar, y a descargar los propios pecados sobre los demás, como el ejemplo de Adán. Con una actitud de arrepentimiento se puede experimentar la misericordia de Dios y se podrá tener misericordia de los demás. Si no perdono estoy fuera de la lógica de la misericordia: que es, ser perdonados y perdonar.

Agrandar el corazón: un corazón que no se abre a los demás, no es capaz de dar misericordia. “Quien soy yo para juzgar”, esta actitud agranda el corazón. “No condenéis y no seréis condenaos”; “dad y se os dará” nos dice el Evangelio, esto es generosidad del corazón. Si tienes corazón grande puedes recibir más. Este corazón es capaz de perdonar y olvidar, el hombre y la mujer de corazón grande jamás juzga ni condena, porque antes de ello reconoce su propio pecado. Si todos tuviésemos esta actitud, cuanta paz habría en, nuestras vidas, en la familia, en la sociedad y en el mundo entero.

La Iglesia necesita con gran urgencia estas dos actitudes de la misericordia. ¿Cómo la debe dar? A través de la proximidad de la cercanía, de la ternura, de curar las heridas familiares y personales. Hacer un verdadero acompañamiento espiritual a las personas.

En el Evangelio de Lucas encontramos las parábolas de la misericordia, en ellas caracteriza la “alegría de Dios”, alegría de encontrar a la moneda perdida, alegría de encontrar la oveja perdida, alegría por el regreso del hijo que se marchó de la casa paterna.

El mal moral, el mal espiritual: solo el amor lo puede cubrir. Jesús es todo misericordia, es Dios hecho hombre. El peligro es sentirnos justos, como el hermano mayor de la parábola del hijo prodigo; así aparece otra actitud que aleja la misericordia: la envidia.

Para estar en comunión con Dios debemos tener misericordia. El amor de Dios está en la alegría de perdonar, de esperar siempre, una espera que no es pasiva sino activa.

El juicio de Dios es dar la vida por nosotros, este acto supremo de justicia es también el acto supremo de misericordia. “Sean misericordiosos como mi Padre es misericordioso” es la invitación de Jesús. La misericordia de Dios no quiere que ninguno se condene, es grande la misericordia de Dios.

En el rostro de Jesús esta la misericordia de Dios, en una escena de las apariciones de Jesús Resucitado vemos la actitud de Tomás, quien se mostró incrédulo de este acontecimiento, él quiere ver, tocar, palpar para creer, así debemos acudir a la misericordia de Dios. La misericordia se la siente no desde la lejanía, sino desde la cercanía. Jesús le da tiempo a Tomás, no le cierra la puerta. Tomás por su parte, reconoce su poca fe, “Señor mío y Dios mío”, con esta simple expresión responde a la paciencia de Jesús.

No perdamos nunca la confianza en la paciente misericordia de Dios. Él nos espera siempre con los brazos abiertos.


“Evangelii Gaudium” desde la perspectiva de la misericordia.

El tema de la misericordia es el eje trasversal de esta exhortación. Muchos textos guían el contenido de la exhortación así como actitudes concretas del Papa.

Esta exhortación se la entiende desde la clave de la misericordia, asoma a menudo en sus citaciones el Documento de Aparecida, aprenderemos a ser misericordiosos cuando nos encontremos con él, no con una teoría, una doctrina, el encuentro con Jesús debe marcar mi vida, quienes se dejan salvar: “los liberados de la tristeza”. La mayor alegría es ser salvados.

Cinco partes de la EG

Evangelizar es llenar de alegría este mundo, la misericordia: la realidad del mundo, que necesita. La misericordia se da a partir de la Encarnación: en este misterio se da un conocer desde dentro, un  partir de la realidad. Este mundo es un mundo triste, el consumismo ha llevado a confundir al hombre la felicidad y se reduce en el consumir, y cuando no puede lograrlo, se siente triste. La tecnología crea ansia de consumir, vuelve al ser humano individualista.

Crea un corazón cómodo y avaro, piensa sólo en sí mismo, no hay espacio para los demás. Ya no se escucha la voz de Dios, ya no palpita el entusiasmo por hacer el bien. La misericordia, debe crear alegría, y eso sucede cuando se ensancha el corazón. El encuentro con Jesús es siempre confortante, espera con los brazos abiertos, tiene el corazón ancho, nos hace tan bien volver a él, cuando nos hemos perdido.

Dios no se cansa nunca de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia. Nadie debe quitarnos la dignidad que nos da este amor infinito de Dios.

Mucho se habla del cambio de estructuras y de romper paradigmas, pero lo más difícil es que se dé una conversión personal, es la persona en concreto que debe tener el encuentro con Jesús.

 

Jesucristo nos da ejemplo y me debe portar a tener los mismos sentimientos de Él, como lo recuerda el Apóstol. La misericordia participa en toda la creación. En Isaías se lee: “aclamad al Señor con alegría toda la tierra”, ver a Dios en lo cotidiano de la vida, los acontecimientos diarios, en todo mi quehacer. Necesitamos comunicar la alegría del encuentro con Jesús (Cf. Sr 14,11).

Última actualización el Viernes, 11 de Julio de 2014 12:59
 
Mes de María, mes de la Madre PDF Imprimir E-mail
Escrito por admin   
Miércoles, 07 de Mayo de 2014 12:21

MES DE MARÍA, MES DE LA MADRE

Hemos iniciado el mes de mayo, en el cual recordamos a nuestra Madre del Cielo y de la Tierra, la madre espiritual y la madre biológica; las dos nos aman, ¿Por qué Dios nos ha confiado a la protección amorosa de su propia Madre?  En la cruz nos la entregó: “Mujer he ahí a tu hijo, hijo he ahí a tu Madre (Jn. 19,26-27). Para que no quedemos solos. Él nos llama hermanos si escuchamos su Palabra y la ponemos por obra; por eso un Hermano no puede ser egoísta y comparte lo mejor que tiene: el amor de su propia Madre. Ella, María gustosa acepta, porque lo mejor que le puede suceder a una mujer es ser Madre, ahí experimenta la plenitud de su ser.

María de Nazaret,  la mujer por antonomasia, ya que de su descendencia, nacerá quien vencerá el mal (cf. Gn. 3,15); acepta el reto de ser Madre de la Humanidad redimida por la sangre purísima de su Hijo en la cruz. Ahí Él y Ella, demuestran el más grande y firme amor por la humanidad. Ante el dolor, la soledad, el sufrimiento y la muerte nos demuestran cómo se debe amar: hasta el extremo, sin titubeos, ni reproches, ofreciendo todo por los demás y de esa manera encontrar el verdadero sentido de la existencia.

Nuestras madres, todos los días y todo el día son un derroche de amor hacia sus hijos biológicos y también hacia los espirituales (bautismo, confirmación, matrimonio); ellas son las mejores economistas que hacen alcanzar el sueldo para todo el mes; son las mejores sicólogas, que nos dan la respuesta ideal a nuestros problemas; son las mejores abogadas, que siempre apelan y ganan en nuestros pleitos; son las mejores médicos, que siempre están con el remedio indicado que cura nuestras enfermedades. Ellas son lo mejor que Dios nos pudo dar para que nos acompañen, desde su propio vientre, luego en nuestros primeros pasos y en nuestro diario vivir.

Hoy Madre del cielo y de la tierra, quiero decirte gracias por estar junto a mí, sin merecerlo, y en ocasiones sin agradecerte, pero Tú siempre ahí, cuidando mis desvelos y protegiéndome de todo peligro. No quiero celebrarte solo un día, ni un mes, quiero hacerlo siempre, con mis oraciones, con mi cercanía; y, te pido perdón por las veces que te hice brotar cual perlas sobre tus mejillas lágrimas producto de mi cerrazón.

Hoy vengo donde Ti, Madre del cielo y de la Tierra, para renovar mi amor hacia Uds. para quedarme con Uds. y pedirles que sigan cuidando de su hijo, que lo reprendan y corrijan, que lo mimen y acaricien, porque son el mejor Don que el buen Dios me pudo dar.

Muchas felicidades y gracias por existir, su hijo:

 

Pbro. Mg. Diógenes Manuel Cabrera Jiménez

Última actualización el Miércoles, 07 de Mayo de 2014 12:24
 
Feliz Pascua de Resurrección PDF Imprimir E-mail
Escrito por admin   
Lunes, 21 de Abril de 2014 17:59

Originariamente era una fiesta semítica del retorno primaveral de la vegetación común a todas las civilizaciones primitivas. El pueblo de Israel celebrará la pascua unida a la libración de Egipto, donde le Señor Dios pasará sin herir con sus plagas delante de las casas marcadas con la sangre del cordero inmolado por los Hebreos. Después esta idea se alimentará con el paso del pueblo por el mar rojo hacia la tierra prometida. Por esta razón la pascua para Israel evocará la intervención redentora por la que Dios ha salvado a su pueblo, lo reconstruye, como una anticipación de la figura del Mesías salvador.
En el Nuevo testamento, los evangelistas nos hablarán del nuevo éxodo de Jesús, aludiendo a su paso de la muerte a la vida por su resurrección. Él es el nuevo Cordero inmolado, en palabras de san Pablo: “Cristo, nuestra pascua, ha sido inmolado” 1 Corintios 5, 7.  
Para nosotros los católicos la pascua es la fiesta principal, corazón y punto álgido del calendario litúrgico, madre de todas las celebraciones. La pascua no es sólo una fiesta conmemorativa, aniversaria o semanal, sino una dimensión de la vida cristiana inaugurada en el bautismo. Mediante el bautismo el cristiano ha quedado unido al destino salvífico de Cristo para formar parte del nuevo pueblo de Dios, el que camina ahora hacia la pascua definitiva. Según san Pablo, el bautismo es inmersión en la muerte y resurrección de Jesús, lo cual supone un paso real de la muerte a la vida, de la lógica y mentalidad de muerte a un estilo y opción de vida que se realizan en la justicia y en la caridad fraterna.
La experiencia bautismal prefigura y prepara la pascua final y escatológica. En el centro de la historia humana está ahora el cordero inmolado y vivo, el Cristo muerto y resucitado, que da sentido a los acontecimientos humanos y garantiza la victoria de Dios sobre el mal de la idolatría y de la injusticia. Es el cordero el que abre el libro sellado del designio de Dios sobre la historia. Así pues, la pascua no es sólo un recuerdo arcaico, sino el dinamismo de salvación y de liberación que está dentro de la historia humana desde el día en que Dios se sumergió en nuestra historia de modo irreversible con la encarnación, muerte y resurrección de su Hijo Jesús.


Pbro. Mg. Manuel Cabrera Jiménez
DIRECTOR DE LA ESCUELA DIOCESANA DE PASTORAL Y DE LA PASTORAL BÍBLICA DE LA DIÓCESIS DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LOJA

Última actualización el Lunes, 21 de Abril de 2014 18:03
 
«InicioPrev123456PróximoFin»

Página 1 de 6
 

Bitcast

Programación Radio

08h00   Apertura. Santo Rosario

08h30   Música Latinoaméricana

09h30   Música Religiosa

11h30   Cuento Infantil

12h00   Noticiero del Vaticano

13h00   Música Instrumental

15h00   Charlas de Reflexión

15h10   Música Variada

17h30   Lectio Divina

19h00   Reprise del Noticiero

20h00   Musica Variada

22h00   Reprise de la programación

Búsqueda(s)

Chat

Escuela de Teología

Lugar de las Fotos

Incorporación de Estudiantes de la Escuela Bíblica Loja

Escuela Biblica

Flickr + Highslide is not configured correctly

Error Message: SSL is required